6/20/2007

Texto de Fernando Lorenzo I y presentación del libro de Pelayo Fueyo.

Hoy se presenta en LNE a las 19h otro libro de la editorial Eikasia "Lección de Magia" de Pelayo Fueyo, que va creciendo en su ámbito literario y que a lo mejor pronto contará en su colección con un libro de un verdadero crack(creo que ya lo tienen apalabrao) un Messi. Yo espero seguir siendo el Diego Cervero de la editorial. Esta "firma" apuesta por la literatura de cantera con gente como Aquilino, Ivan y Manuel, Maru y algún que otro que se podría incorporar... complementada con gente de experiencia como Tresguerres etc. Se ve que quieren subir de categoría jugando al ataque. Dirigida en los banquillos por Fran y como presidente y asesor deportivo tienen a Román.
El fichaje de Pelayo Fueyo refuerza la línea del centro del campo dando mucho empaque y distribución del juego, una apuesta segura. Más adelante daré el 11 titular.

Aprovecho esta ocasión para ir transcribiendo el texto que iba a leer Fernando Lorenzo en la presentación del mi llibru:
Exordio
Suelo ser objeto de muchas y cariñosas invitaciones que no se corresponden con mi realidad cultural.Siempre la amistad acaba venciendo mi natural resistencia, y después de aceptado el compromiso, me encuentro con que éste escede mis atribuciones.
En una vecina localidad de Colloto frecuenté en mis correrías juveniles una sidrería regentada por un singular personaje que daba su nombre al negocio:Ximielga.En las paredes del chigre lucían diversos animales disecados.Bajo uno de ellos rezaba:"Toi cansau de decir que ye una nutria".
En mi caso informo a la inversa, consiguiendo no más que cultivar oídos sordos. Aunque jure en Arameo sobre la pasión de Gibson que no soy poeta, presentador, crítico, prologuista, pregonero, ni siquiera amanuense-dada mi condición de ágrafo, (o cuasi)-llueven sobre mi desvalimiento peticiones tradicionalmente dirigidas a personas pertenecientes al estamento intelectual. tentado estoy, a veces, de asegurar que soy esa llóndriga disecada, jubilada, fosilizada, que vegeta en un bardial ribereño entre moras y claveles asilvestrados.
Es en esta ocásión Celeste, amiga y excompañera de curro, quien sacude mi letargo invitándome colaborar en la puesta en escena del libro.
continuará

1 comentario:

cotoya dijo...

pues sí que ejerción de llóndriga disecada al no presentarse...