28/6/22

No a la deshumanización!!

Nuevo suceso para la vergüenza mundial. Cadáveres pisoteados, apilados como botas viejas en un vertedero inmundo y deshumanizado. La utopía europea nuevamente verdugo de la razón. Y el Gobierno, al igual que otros anteriores, parece querer evitar responsabilidades, elogiando el trabajo de "la gendarmería marroquí". En este crimen no cabe justificación, solo debe haber una resuesta condenatoria con medidas al respecto. Mohamed, no nos toques la pirola.

14/6/22

La cara oculta del Museo ( Más madera, 2022)

Nuevo libro colectivo realizado en colaboración con el Museo de Bellas Artes de Asturias en el que participo y que se presentará en breve. Mi relato se titula " Formando el cuadro" y está basado en la obra del pintor José Uría y Uría.  Ambientado en el valle de Laciana a comienzos del Siglo XX, cuando la pandemia de Gripe Española llegaba a su fin, dejando una huella de secuelas físicas y psicológicas en los supervivientes.

"El libro que ahora mismo tiene el lector entre sus manos, titulado La cara oculta del Museo, reúne un conjunto de relatos de toda una serie de escritores que han tomado diversas obras del Museo de Bellas Artes de Asturias como pretexto, hilo conductor o inspiración para componer sus cuentos. Además, se trata de obras que no pueden identificarse con esas piezas maestras y siempre referentes de una colección que tiene todo museo, sino que se adentran por los territorios menos transitados de la misma, pero también altamente interesantes. En este sentido, aquí reside una de las mayores aportaciones de este libro: su talante revelador y su capacidad para alumbrar una cara menos conocida del Museo a través de pinturas que no suelen ser objeto de la diaria contemplación en el contexto de la colección permanente, al hallarse muchas de ellas en sus almacenes, o que si están en ella pueden pasar por su aparente modestia algo más inadvertidas. De todas maneras, se trata, todas ellas, de obras realmente importantes, de alto valor histórico y artístico y que ahora se convierten en alimento de diferentes narraciones."

(Del prólogo de Alfonso Palacio, Director del Museo de Bellas Artes de Asturias)



20/5/22

Show Poéticu en Nava

El próximo viernes a las 19:30 en Casa Dominganes de Nava explosión nuclear poética.  La poesía por fin será ceniza con este gran show. Espero que no pase como aquella vez en que paré la verbena del Festival de la Sidra para recitar. Con el primer poema hubo una gran ovación, pero en el segundo ya tuve que salir por pies ante la gran lluvia de corchos que caía.
Foto: Javi Malavirgen.

10/5/22

Selmana de les Lletres Asturianes


Priesa, cansanciu y arguyu
emporquen de roxu les aceres.
Y el mimu blancu
ye un Diamante de gould
al da-y una moneda.

(Suarón. Del llibru "Picotazos al cabrales de un paxarín bizarro"(Eikasia). Libro que escribí en amestáu)

21/4/22

La crucifixión del Fauno

La crucifixión del Fauno se encuadró dentro de una performance poética que expuse en Facebook y YouTube durante la pasada Semana Santa.
El Fauno, como protector de la naturaleza,es abatido y crucificado en el propio bosque. Representa la muerte del ecologismo en favor de la barbarie y la contaminación.
Como verán también es una apuesta por el carpe diem y la literatura con humor.



21/3/22

21 de Marzo 2022. Día Mundial de la Poesía.


Con motivo del Día Mundial de la Poesía participaré en este evento en el que colaboran SOPHVM, Tribuna Ciudadana y Alternativas. Un evento algo más "cultureta" de los que suelo ir, aunque alejado de la grandonada de los actos del Asturias Capital Mundial de la Poesía. Leeré un poema de Gerardo Diego y el Poema XXXII de César Vallejo, perteneciente a "Trilce".

POEMA XXXII

999 calorías. 
Rumbb….Trrrarrr rrach…chaz 
Serpentínica  u del bizcochero 
Enjirafada al tímpano. 

 Quién como los hielos. Pero no. 
Quién como lo que va ni más ni menos. 
Quién como el justo medio. 

1.000 calorías. 
Azulea y ríe su gran cachaza 
el firmamento gringo. Baja 
el sol empavado y le alborota los cascos 
al más frío. 

Remeda al cuco: Roooooooeeeis…… 
tierno autocarril, móvil de sed, 
que corre hasta la playa. 
Aire, aire! Hielo! 
Si al menos el calor (_________Mejor 
                                                  no digo nada. 

Y hasta la misma pluma 
con que escribo por último se troncha. 

Treinta y tres trillones trescientos treinta 
y tres calorías.

2/3/22

Stop Wars

Banksy

Ya tenemos otra guerra encima. Justo cuando parecía que íbamos a salir de la pandemia, hacia una gripalidad, el HijodePutin nos planta esta invasión. La guerra es sin duda la peor de las opciones. Independientemente de la culpabilidad del nuevo zar y oligarca ruso, un dictador con ansias de retomar el antiguo imperio de dominación y pasar a la historia. También se debería poner énfasis en la responsabilidad de otras partes, que no han sabido parar a tiempo el conflicto. 

Las guerras siempre golpean a los más pobres, a la clase obrera, a las madres que pierden a sus hijos pequeños o en el frente, a las familias rotas, a los soldados muertos y mutilados, a las personas que hace poco llamaban daños colaterales, pero que ahora son verdaderas víctimas de carne y hueso.

Hay que evitar la escalada que nos lleve a un terreno impensable y sin escape. Yo soy de los que crecieron con el miedo a una guerra nuclear y la amenaza vuelve a estar muy latente. No hacen falta muchas bombas para crear una catástrofe sin precedentes que pondría a la humanidad contra las cuerdas.

Stop Wars!!! Es necesario mediar y negociar una salida a esta crisis, ya!!

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes guerras.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Miguel Hernández Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941), publicado por primera vez en 1958. 

20/2/22

En defensa de las bibliotecas d' Uviéu

David S. Suarón. Poeta y escritor ovetense nos hace llegar este poema:

Dejen soñar a los niños! 

Permitan que las bibliotecas y los libros sean los estorninos que les lleven al País de Nunca Jamás. 

De lo contrario solo habrá  ceguera y tinieblas. 

Un aire carcomido por el fuego y las cenizas se respirará en  todo el Conceyu.

 ¡¡Hoguera de fábulas!!  

No permitan que el cuento acabe mal;  que el viento viciado no se lleve las migas de pan y Alicia siga al Conejo Blanco para poder llegar a la fiesta de No Cumpleaños

 ¡Hi-Ho, Hi-Ho, a casa vuelvo yo!

Festividad de colores.
Cubiertas que son el Arco Iris de la imaginación. 
Todos volvemos a ser niños,  con nuestro viejo  carnet de biblioteca azul,  dispuestos a jugar entre las palabras y  la virtuosa  foto de la inocencia .

¡¡ Por favor,  déjennos soñar!!

4/2/22

Ya lo dijo Gilgamesh


Subo aquí la versión digital de mi último poemario " Ya lo dijo Gilgamesh", editado en 2017 por Javier F. Granda  y Amadeo Fernández Durán . Portada de Carlos Álvarez Cabrero  e ilustraciones de Mario M. Martínez. Prólogo de Lauren García. Fotografía de  Luz Sol . Maquetación y diseño de Alegría Blanc .
Volvía a mis orígenes noventeros, cual renacido, para ofrecer este libro cargado de punk, ironía y mordacidad. Aparecen varios de los poemas que suelo interpretar en los diversos saraos.
Ya saben que no es lo mismo su lectura que la representación recitada de los mismos. 

5/1/22

2022. Caballo desbocado y a filas!!

Como un caballo desbocado en mitad del monte, la Covid galopa en este inicio del 2022. Los casos relinchan con fuerza en toda Europa y América del Norte. Afortunadamente, gracias a las vacunaciones y a la menor gravedad de la nueva cepa, el número de fallecidos y hospitalizados no es alarmante. En Asturies se baten récords cada día.

¡Qué le vamos a hacer! Ojalá hubiéramos tenido otro comienzo de año sin la puta pandemia molestando. Alguna gente sigue sin ver la realidad. Quizá había que hacer como en la ciudad china de Xian, donde ya no pueden salir a la calle ni para comprar comida. Si los pillan corren el riesgo de ser castigados o internados en zonas de exclusión para cumplir la cuarentena bajo vigilancia. Bromas las justas!!

Aquí afortunadamente no somos tan drásticos. El ejército colabora en la vacunación. La tercera dosis me la puso un simple soldado raso, junto a una tienda militar en el parking del HUCA: Misión ejecutada. Por lo menos podía haber sido un Sargento o un Teniente. Señor sí señor!! Así que de algún modo estuve en el ejército estos días para la tercera dosis. Ya puedo decir que también hice la mili.

23/12/21

Santa


 

Benjamin se despertó en el albergue municipal con la misma resaca de todos los días. Una pastosa resaca de vino de cartón y cerveza barata, las pocas bebidas que podía llevarse a la boca con su miserable paga de incapacitado y su adicción al juego.

Al levantarse vomitó en el baño comunitario. Se lavó los dientes, aclarándose la cara y los sobacos. Nunca desayunaba. Al menos hoy tenía motivos para estar contento, era víspera de Nochebuena. La ciudad luciría su suntuoso despilfarro en luces navideñas y las tiendas y centros comerciales estarían de repletos de gente comprando, una buena ocasión para conseguir un dinero extra pidiendo. Además, la feliz falsedad en pleno apogeo, solía traerle suerte.

Después de aclararse volvió un rato a la cama y se masturbó pensando en una de las voluntarias del albergue, la más joven de todas. Se limpió con el gorro del traje de Papá Noel que había comprado hace unos días.“GOD BLESS YOU”. Luego se lo puso, junto con la chaqueta roja y blanca de Santa Claus. Con su barba blanca parecía el mismísimo Papá Noel.

Salió del albergue. Hacía una mañana calurosa y soleada, magnífica para esas fechas. Se dirigió al parque contiguo. Estaba más repleto que de costumbre por las vacaciones escolares. Caminó un rato por el paseo, entre árboles y jardineras. Al pasar cerca de unos columpios varios niños se le acercaron.

-Carapijo. Tú no eres Papá Noel. Eres un mendigo borracho. Como dice mi madre, un vago asqueroso.

-¿Qué nos vas a traer? Solo mierda.

-¡Unas hostias os voy a dar!

Benjamin fue hacia ellos con las manos levantadas, pero los niños corrieron con mucha más energía. Se agarró los cojones desafiándolos y siguió caminando. Había bastantes runners y gente paseando a sus perros. Dos adolescentes se besaban en un banco. Una especie de perro bóxer, quizá atraído por los colores del traje, se le encaramó con sus patas en alto, intentando abrazarle.

-¡Bolo, ven aquí! ¡No molestes a ese señor!- gritó la dueña que iba caminando más atrás, una mujer de unos treinta y tantos vestida con un chándal ajustado y unos cascos inalámbricos.

Con el susto del perro y los niños, la resaca le fue amainando. No era un buen día para pasear tranquilamente por allí, así que dio media vuelta y se dirigió al supermercado. Al entrar los clientes le miraron de forma despectiva. Un compañero del albergue, ex-yonqui, estaba comprando una bolsa de patatas fritas, chocolate y unas latas de cerveza.

-¿Dónde vas así vestido?-le preguntó.

-Voy a buscar a los renos je,je, je. Se acercan fechas de mucho trabajo.

Buscó la estantería de las bebidas y cogió un tetra brick de vino. Volvió al parque y se sentó en un banco, algo más alejado del gentío, mientras abría el cartón de vino. Pensó en su pasado. Había sido una persona admirada y respetada, un músico de cierto prestigio. Tocaba la trompeta en una orquesta y después formó como trompetista en un grupo de jazz fusión de cierto éxito, actuando en muchos garitos del país, pero también en grandes escenarios y auditorios. Se acordó de aquel fatídico día. Volvía con su mujer de tocar en un concierto. Conducía borracho y algo drogado. El coche se salió en una curva. Solo sufrió varios golpes y un brazo roto, pero su mujer se llevó todo el impacto en la cabeza. Falleció en el acto.

Después llegaron las depresiones, el alcoholismo extremo y el juego. Dejó la música y el grupo de jazz y se instaló en esta ciudad. El dinero se le fue terminado. Algunas buenas rachas con las cartas y la ruleta, pero acabó perdiendo la mayoría de ahorros. Gracias a lograr la paga por incapacidad pudo subsistir.

Caminó hacia el centro de la ciudad después de comer un bocadillo. El día radiante enseguida se convirtió en noche. El bullicio previo a la Navidad atestaba las calles. Encontró su esquina habitual y se sentó para representar el papel.

-JOU, JOU, JOU- Sus gritos enseguida llamaron la atención. Los niños más mayores, los que ya no creían y el resto de la gente lo miraban con cierta pena. No era un santa muy fotogénico para Instagram. Se había partido un diente hace poco, en una caída volviendo al albergue.

Un tipo cantaba ópera muy cerca de allí y se estaba llevando todas las monedas, con su voz melodiosa estaba triunfando y allí era imposible ganar nada. Se fue unas calles más abajo para instalarse en otra esquina. Las primeras monedas empezaron a aparecer, ya sin la competencia del operista.

-JOU, JOU JOU-siguió gritando. Tuvo una corazonada: 14 rojo. Lo vio claramente reflejado en el fondo de un edificio. Apostaría por ese número en la ruleta del casino, si conseguía el dinero suficiente.

Las horas pasaron y el gentío se iba atenuando. De repente apareció ataviado con un ridículo sombrero y un pañuelo Daniel “el negro”, el vocalista de su antiguo grupo de jazz. Hacía años que no lo veía. Daniel “el negro” tenía una voz sacada del mismísimo Harlem.

-¡Daniel, Daniel!

El negro se dio la vuelta y quedó un rato mirando y pensativo hasta que reconoció a su antiguo trompetista.

-Hola Benjamin. ¡Cuánto tiempo!¡Increíble! No sé nada de ti desde hace años, desde que te fuiste por el accidente. ¿Qué tal estás? Intentamos contactar contigo muchas veces-dijo el negro.

-Ya ves, bien. Aquí trabajando para conseguir algo de dinero. Siempre me gustó la escena.

-No te veo muy buen aspecto.

-JOU, JOU, JOU. Estoy de puta madre, pero sin blanca.

-Yo ando de gira con mi nuevo grupo. Hoy tocamos aquí en la ciudad. En The Cat, a las nueve. ¿Por qué no te pasas? Al resto les gustará verte. Todavía se te recuerda en el mundillo. Podemos hacer que toques un solo.

-No lo sé. Hace tiempo que lo dejé y no volví a coger una trompeta. ¿No tendrás algo suelto?

Daniel sacó su cartera y le dio tres billetes de 50.

-Te debemos esto y más.

- Gracias. A lo mejor me acerco.

-Sería fenomenal.

Tras despedirse, Benjamin se quedó pensativo. Dudó en acudir a la cita, pero un impulso lo condujo hasta el casino de la ciudad. Apostó los tres billetes al 14 rojo de la ruleta. Una sola y arriesgada tirada con todas las fichas. La bola rodó y rodó cayendo en el 20 negro, justo al lado del 14 rojo. Una vez más había perdido.

Se fue de allí camino del albergue. Antes entró en una tienda que seguía abierta y compró dos cartones de vino. Se sentó en un banco del parque.

-JOU, JOU, JOU.

Vio pasar un carruaje con renos en el cielo. Venían a buscarle ya. Empezaba aquí el trabajo gratuito de cada año por el que había renunciado a todo. Se lo había prometido a su difunta mujer.

Él, era el verdadero Santa Claus.

David S. Suarón. "Obras para coleccionistas pobres o avaros"(Más Madera 2019)

15/12/21

La güela Alicia cumple 100 años

El domingo pasado la güela Alicia cumplió oficialmente 100 años!!!Recuerdo aquellas frías tardes de invierno en Grao, viendo la Pantera Rosa o El Equipo A. Al calor de la cocina de carbón nos preparaba un caldo, mientras tejía un jersey de lana. 
Porque la poesía ye un jersey de lana fecho por una güela y rasgado en el espejo de la bestia sugerida.

Viva la güela Alicia!!!

4/12/21

Un revolver de seis latidos"(Platero Coolbooks, 2021). Javier Muñiz.


Nada mejor para retomar las referencias a otros libros del blog que "Un revolver de seis latidos"(Platero Coolbooks, 2021). Último poemario del avilesino Javier Muñiz, que une poesía, jazz y novela negra. Aquí el primer poema:


ALONE TOGEHER

MILES DAVIS

El vaso vacío,
la ceniza cayendo sobre el último
poso de tu olvido,
Miles a la trompeta,
Alone Together,
afuera,
la lluvia marca su dominio
en esas calles salvajes,
las que un día fueron tuyas,
tu corazón aún sigue latiendo
por ella.
Fue en el club Birdland
cuando la escuchaste por primera vez,
su voz te enganchó más rápidamente
que toda esa heroína que bailaba en tus venas,
sus manos recorrían con promiscua delicadeza
las teclas de un piano que deseabas que fuera tu cuerpo.
El cruce de miradas
fue la primera
bala cargada en el tambor de ese revólver
sediento
de disparos de pasión...
Brigid O. era su nombre, nombre de halcón,
un nombre de mujer de dos vidas,
un nombre de mujer interminable,
un nombre de mujer inconquistable.

Han pasado seis largos meses
desde el primer encuentro
y aún te tiemblan las piernas
cuando piensas en ella,
cuando piensas en lo que hiciste,
cuando piensas por qué le pegaste dos tiros.

El vaso vacío,
tu corazón aún sigue latiendo,
el revolver apuntando a la cabeza,
el gatillo percute, el tambor gira,
tu vida estalla,
en la calle sigue lloviendo,
Miles dejó de tocar.

Un revolver de seis latidos"(Platero Coolbooks, 2021). Javier Muñiz.