6/25/2020

Nueva normalidad, esperando la vieja

Por fin estrenamos la ansiada nueva normalidad que se va pareciendo un poco más a la antigua. Atrás van quedando aquellos días de tensión y locura, llenos de incertidumbre y miedo por el confinamiento y el avance de la pandemia.

La relajación es necesaria, pero hay que seguir irremediablemente alerta. El riesgo de rebrotes, generalizados o localizados, es muy alto en los próximos meses. Todavía hay que acabar el año.
Poco a poco irán volviendo aquellos proyectos colectivos, recitales en bares, actos culturales tan habituales en la vieja normalidad.
Uno de ellos será "Palabra fiera" (Más Madera) coordinado por el gran Lauren García,donde 34 musicos y escritores unirán literatura y rock.
Para mí será el segundo libro colectivo que participo con esta temática, tras "Simpatía por el relato"(Drakul, 2010).
Espero que se pueda presentar como antiguamente, con un concierto y muchas birras. Para poder embriagarnos de normalidad.

5/12/2020

Desescalada

Se inició la desescalada que en términos de montañismo es la parte más peligrosa y en la que cualquier descuido o relajación puede llevarnos a sufrir una desgracia.
Lo visto no invita al optimismo, no se respetan distancias y hay aglomeraciones en las terrazas de los chigres. Se ha visto gente mayorcita que levanta la mascarilla pa tomar un culín, botellones desmesurados de chavales y lo que nos queda.
Los expertos advierten que una nueva ola pándemica es inevitable, no se sabe cuándo será ni su magnitud, pero con toda seguridad la habrá.
"Me corto el cipote si no hay rebrote" proclaman algunos malos poetas por las redes, sabiendo que no arriesgan nada y que tampoco les van a rendir cuentas.
Igual volvemos a aquellos tiempos de reírnos de la gente que acababa con el papel higiénico. La nueva normalidad se acerca e igual hay que convivir con este virus unos años. Yo espero que sea solo de un año. La vidente Aramís Fuster dice que habrá dos rebrotes más de coronavirus, así que cuidado.

4/23/2020

Confinamiento


(...COVID...)

Desde la ventana de mi habitación puedo contemplar la Sierra del Aramo. Las nubes van tapando las montañas y aún queda algo de nieve en el Gamoniteiro. Es una tarde soleada y primaveral, de esas en las que apetece perderse por algún camino, desconectando de la urbe entre árboles y praderías. No es posible, el confinamiento impide cualquier desplazamiento salvo el esencial.
Pensé que tardaría en volver a pasar por una situación así, pero otra vez un microscópico bicho hace sentir la fragilidad humana. Hace cuatro años, tras una intervención quirúrgica, me implantaron un DAI(Desfibrilador Automático Implantable) para controlar las arritmias cardiacas. En la operación cogí la Kleibsella, una bacteria hospitalaria muy peligrosa. Es un microorganismo ultrarresistente a los fármacos que causa muchas muertes a quienes se infectan con ella. Tuve que estar un mes aislado en una habitación del HUCA. Las visitas estaban restringidas y tenían que entrar con prendas especiales como bata, gorro o mascarilla. Pasé todo un mes postrado en la cama, inyectándome suero con antibióticos dos veces al día. Afortunadamente, tras el duro tratamiento, mi cuerpo reaccionó bien y eliminó la bacteria.
Al lado de aquello el confinamiento por el coronavirus sin padecerlo es un lujo. Es como estar en una de esas cárceles con todas las comodidades. En mi propia casa me levanto a las 8:00 y desayuno tranquilamente con mi mujer para luego teletrabajar. Por la tarde a pasar el rato como todo el mundo. Acabar el trabajo pendiente, leer, escribir, cocinar, ver series y películas. También hacer algo de deporte con vídeos o utilizar el rodillo que tengo para la bicicleta. Supongo que las parejas sin hijos lo tuvieron más fácil. Aunque los días, como aquella vez en el hospital, eran fotocopias en multicopista a blanco y negro. Por muy bonita que fuese la cárcel también iba haciendo mella en lo psicológico. Abrías la ventana y encontrabas silencio, pero no era tranquilizador, era un silencio distópico.
Me acordaba de mis padres, de mi hermana embarazada y de mi güela de 98 años que estaba en la Residencia de Ancianos de Grado, una de las más afectadas por el coronavirus. Los güelos son el último nexo con la infancia. Un vestigio de aquella época. Afortunadamente dio negativo, aunque tiene que pasar toda la crisis encerrada en una habitación sin poder salir de allí. Ella ya había superado las pandemias de tifus posteriores la gran gripe de 1918. Los brotes de tifus fueron muy virulentos también en los primeros años de posguerra. La llamaban el piojo rojo por afectar especialmente a pobres, gitanos y demás "razas inferiores".
El coronavirus no distingue entre clases sociales y los muertos y afectados se incrementaron exponencialmente en todos los países. Es evidente que uno de nuestros mayores enemigos es invisible.
Salir vivos de una situación así es volver valorar más el momento y los pequeños detalles. Es el verdadero aprendizaje que nos tiene que traer esta crisis. Recordar que no somos dioses si no frágil polvo de estrellas.
David S. Suarón.

4/09/2020

Autopolicía

Estos días de confinamiento están siendo muy duros psicológicamente. Hay que aguantar en casa y no queda otra, pero a algunas personas se les va de las manos y actúan como verdaderos justicieros de la Gestapo. Ahí va este poema mío: "Autopolicía".

Autopolicía, autopolicía,
el pan nuestro de cada día.
Autodeprimo y reprimo
al que hace el prim@...
La Gestapo del balcón
va a entrar en acción.

Increpa en plan fascista
hasta al niño autista.
¡Grande es la locura
prohibiendo la cultura!

Autopolicía, autopolicía,
el pan nuestro de cada día.
Por el bien del estado
autocensura y represión
siempre que tienen ocasión.

3/23/2020

Coronavirus.¡La madre que lo parió!


Coronavirus, ¡la madre de lo parió! al hijo de puta y ¡el murciélago que lo engendró! Estamos viviendo una situación que poca gente imaginaba. Confinados en casa y los casos avanzando, cobrándose vidas y causando sufrimiento y crisis económica.

Habrá un antes y un después del Covid 19 . Es un recordatorio de que la fragilidad del ser humano y de la tierra está ahí muy presentes. Nos creemos dioses inmortales, pero somos agua que se seca y se diluye facilmente, arena al viento. Fue un virus pero podría ser una crisis climática, la locura en forma de guerra o catástrofe nuclear, algo del espacio(se nos olvida dónde estamos). Estaba claro que  el golpe colectivo iba a llegar, tarde o temprano, a la parte más acomodada del planeta tierra.

Algunos teóricos afirman que se pone de manifiesto, una vez más, la fragilidad del sistema capitalista, que cae como un castillo de naipes y es incapaz de dar una respuesta colectiva eficaz a las crisis. Los sectores como la sanidad pública mermada por los recortes,  las residencias de ancianos, las fuerzas y cuerpos de seguridad, personal en tiendas de alimentación.... merecen ese aplauso diario que damos.

2/26/2020

Mazcaritos y coronavirus

En plena semana de carnaval llega la psicosis del coronavirus. Mascarillas agotadas en las farmacias y productos desinfectantes de mano bajo mínimos, cuando todavía en Asturies no fue confirmando ningún solo caso. Con la buena miel que tenemos es más dificil que llegue. Esto demuestra una vez más el peligroso y todavía gran poder manipulador de la televisión y los medios de comunicación masivos. Me imagino una situación distópica en la que se da una amenza grave y seria. La gente no dudaría en caer rendida  al fascista salvador de turno.
Las mascarillas son el producto estrella de los carnavales, aun más que el Satisfayer o el disfraz del Joker. Por el momento yo me estoy pensando en poner un mazcaritu veneciano contra la peste. Aunque supongo que si ya están pidiendo mascarillas de pintura estará más que agotado.

En fin, hay que estableder medidas y protocolos médicos, pero no caer en el ridículo delirio colectivo. Si ven a un tipo parecido al de la foto, soy yo. No se asusten. Es para que no me entre el resfriado chino.

2/05/2020

Straight Outta 33011 - Timba poética y Micro Abierto

Straight Outta 33011 - Timba poética y Micro Abierto



Haciendo barrio, ese es el lema, ese es nuestro estilo. Cansados de escuchar aquellas quejas de "es que donde vivo no se hace nada". Porque si quieres a tu barrio no escapas de él, lo quieres hacer brillar. Por eso hemos decidido unirnos a Reyes BarberShop, la barbería del barrio, apoyo increíble siempre. El 6 de Febrero a las 20:00, en Calle Puerto de Pajares, 10.

Julia Navas
Zarzamora
David Suárez, Suarón
Jose Yebra
Nayar Crespo Sánchez

Y después micro abierto, todo el que quiera participar es bienvenido.

Orgullo barriobajero.
Siempre. 

1/19/2020

Noche insecto

Fundido en negro.Una exposición del grabado de Oliver Montesinos en la Sala Decero Creativo junto a varios poemas basados en la obra. El mío lo titulé Noche insecto.

1/09/2020

Ya llegan...

Llega el caos podemita-comunista-etarra-nacionalista. Hordas de fantasmas anticlericales  van a destruir España. Frentepopulistas, bolivarianos y pro-iranís  acabarán con todo. Feminazis, animalistas, perroflautas, socialistas, turolenses, maricones y lesbianas sembrarán a la nación en un caos infernal.

No me extraña que el Arzobispo de Oviedo haya pedido a la Santina que salve España.

12/24/2019

Cocina en su tinta( Más Madera, 2019)

"Cocina en su tinta" una obra excepcional en la que participo con el relato "Chi.3.1416".En ella se aúnan los dibujos de Álvarez Carlos Alvarez Cabrero, los relatos de un elenco de escritores y las recetas de gastronomía asturiana a cargo del chef Iván Villar. Sin duda, un gran regalo para estas fechas.

12/08/2019

Cartelli: pinchos y gatillazo banderil

Uno de los ejemplos de la falta de cultura democrática en España, con raíz en la pésima transición, es el alcalde Canteli.
 Existen unos procedimientos legales, marcados por las leyes, que hay que respetar y no es lo mismo dirigir el Centro Asturiano que un ayuntamiento. Según hemos leído estos días en la prensa, el alcalde se ha vuelto a saltar esas normas. Los viajes, acompañado de su mujer y la contratación de la bandera son dos ejemplos claros de que este hombre vive en 1960.

Sus declaraciones de"Comí pinchos, cené pinchos..." ( parece que fue al Campa), hicieron el ridículo nacional en la Cuatro.

La bandera es un tocho que estéticamente queda horrible, rompiendo el paisaje urbano de la zona. Además, para que ondee parece necesitar bastante viento con lo que la mayoría de las veces se la verá caída, causando un gatillazo.

Es esta bandera un auténtico gatillazo. Los que querían que fuese algo viril, cual toro español campando por la dehesa, se encuentran  un mazacote de 50000 euros más el trapo, caído. Esperando ser levantado, quizás por una viagra del alcalde.

11/19/2019

Presentación de Fuera de guión(Más Madera,2019)

El miércoles 20 de noviembre, a las 18:00 horas en la cafetería Toma 3 (Marqués de Casa Valdés 27, Gijón), se presentará en el marco del Festival Internacional de Cine de Gijón #57FICX el libro de la editorial Más madera titulado Fuera de guión, un libro colectivo con relatos y poemas sobre cine.

Los autores incluidos en el libro son: Manolo D. Abad, Óscar Alonso Pardo, Santiago Bertault, Tamara Camino, Pepe Colubi, Nayar Crespo Sánchez, Tom Fernández, Javier F. Granda, Gema Fernández Martínez, Nathalia Gamarra Syniuk, Lauren García, Marcelo García, David González, César Inclán, María Lorente, Natalia Menéndez, Ceferino Montañés, Vicente Muñoz Álvarez, Julia Navas Moreno, Ovidio Parades, Marian Pidal, Fee Reega, Rubén Rodríguez, Pilar Sánchez Vicente, Juan Carlos Suárez, Patricia Suárez, David S. Suarón, Rosa Tamés, Elisa Torreira, Ruy Vega, Josefina Velasco Rozado y José Yebra, Sandra Zamora. El prólogo es de Alejandro Díaz Castaño, director del FICX.

Las tapas de "Fuera de guion" son obra de Inés De Diego Pantín y la maquetación está al cuidado de Alegría Blanc. Coordina José
Yebra.

En mi caso participo con un relato basado en la película coreana "Oldboy"

11/11/2019

El timo de las elecciones del 10N


Estas elecciones han sido un timo bien gordo y el gran perdedor de las mismas, a parte de Riverita, para mí fue Pedro Sánchez. La convocatoria de nuevas elecciones no le supuso  mejorar resultados, al contrario. No haber pactado un gobierno en el verano ha supuesto un coste para la izquierda, no solo político, si no económico, porque las elecciones tienen un presupuesto de 136 millones de euros, según el diario Cinco Días, una cifra nada barata.

Han logrado que la ultraderecha liberal a la española doble sus fuerzas. La campaña del miedo y la violencia en Catalunya tuvo sus frutos.  Nunca falla, la derecha y el fascismo se alimentan del miedo y la amenaza. Si no existe se crea. Y la televisión y los medios hicieron bien su trabajo.