6/28/2008

Tormenta Nocturna IV .Un relato por entregas de Suarón


La tarde empezaba a caer y el sol parecía un enorme buitre expectante para lanzarse a la carroña.
Connel junior estaba decidido a enfrentarse directamente al problema . En el granero guardaba el Winchester y un revolver. Los limpió y cargó de esperanzadoras balas.
Al volver a la la casa encontró a Sylvia amasando pan.
-No te preocupes más cielo, mañana todo habrá pasado.
-Sí ya verás Jhonny, tendrá que llover esta noche pero júrame que no harás ninguna locura.
-Te lo juro
Y se entrelazaron en un amoroso beso. O´Connel junior como si fuese una despedida le levantó el vestido a su esposa.
-¿Qué haces?
-Te quiero. Por nuestro futuro. Veremos la prosperidad de esta familia.
Le bajó las enaguas y alojó la mano en su sexo.
-Ay Jhonny estás loco.-Sollozó oponiendo cierta resistencia.
Pero el trabajo de O´Connel junior dio sus frutos y Sylvia se entregó totalmente.
Luego se desnudó quitándose la camisa, las polainas, el pantalón y las botas y le arrancó de cuajo el vestido a su esposa.
Introdujo acto seguido su erguido y enorme miembro irlandés. Gimieron como coyotes en un acto breve e intenso. Jhon descargo una enorme cantidad de semen dentro de la noble vagina de su esposa que lo asimiló todo.
Connel desde muy temprana edad se masturbó sorprendiéndose siempre por el gran caudal de lefa que manaba de su miembro.
Una vez galopando por estas tierras se excitó con el roce de la montura y el paso del caballo manchándose enormemente los pantalones. Tuvo que lavarlos antes de regresar a casa diciendo a su mujer que había resbalado y caído a la poza.
continuará

3 comentarios:

Anónimo dijo...

demasiado intelectual, hay que estár más en la onda SILVER KANE

JOHNNY YUMAX DE OKLAJOMA

Edurne dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edurne dijo...

Este irlandés es muy completo, sí señor, no deja de sorprenderme. Hasta el próximo (capítulo, claro)
Besos.