6/03/2008

Carrera épica en Ciaño


Este domingo se disputó la primera carrera del calendario regional de ciclomaster. La cita era en Ciaño a las 17h. Las previsiones que anunciaban lluvia no fallaron y aunque media hora antes de la salida aguantaba, una vez iniciada la carrera no paró de orbayar.
Se dieron cita unos cuantos valientes, jornaleros de la gloria, dispuestos a enfrentarse a la dureza del trazado y a las condiciones. Entre ellos estaba yo, que me había olvidao los imprendibles en casa y no tenía con que garrar el dorsal. Menos mal que los jueces me prestaron los 4 reglamentarios advirtiéndome que los colocara correctamente.

Se trataba de primero dar 5 vueltas a un circuito por los alrededores de Ciaño . Se hacía muy estrecho en algunos momentos al cruzar varias barriadas y había que saltar numerosos badenes de esos que ponen para frenar a los coches. Con la lluvia era muy peligroso y hubo que lamentar varias caídas sin consecuencias. Luego había que subir el puerto de La Invernal y tras bajarlo la sorpresa de la jornada :una subida de unos 700m por una pista de cemento roto hasta el cementerio de Ciaño( mal augurio) al 17% !!!

Como suele ser habitual se comenzó a un ritmo muy fuerte tratando de que el pelotón se rompiera. Yo adopté una actitud conservadora, no quería jugármela. Al paso de las vueltas se formó la fuga buena en la que se metió mi colega Ivan Fuertes, con bastante experiencia en estas carreras. Por detrás, afortunadamente se paró un poco el ritmo al tener todos los equipos representación en la fuga. Bueno, menos el Pedro Cuervo pero como era yo sólo no me voy a poner a tirar pa mi líder o sea yo, vaya lío.
Tenía respeto al circuito, el año pasado me había quedado descolgado a las primeras de cambio pero esta temporada estoy mejor preparado e iba aguantando con algún apuro, eso sí, en los repechos pero más o menos bien.

Completamos las cinco vueltas y el pequeño pelotón se encaminó al alto de La Invernal de unos 5Km. Los Armicor impusieron un ritmo muy duro y la gente empezó a quedarse. Subí posiciones y el pelotón se rompió totalmente. Yo aguantaba en cabeza a unos metros de los Armicor que empezaban a distanciarse.Me encontraba bien y subía bien. Luego no pude aguantar el ritmo que me impuse y aflojé un poco. Coroné con sufrimiento e hice la bajada despacio debido a la niebla y- o a los cristales empañados de mis gafas.

Tras el descenso me uní con otros dos corredores y fuimos a relevos hasta la cuestona de cemento al 17% del cementerio. Había numeroso público animando, parecía el Tour de Flandes. Era realmente duro, si te ponías de pie la rueda trasera patinaba. Más de uno tuvo que echar el pie a tierra. Afortunadamente el público ayudaba con algún empujoncillo.
Y colorín colorado llegué al alto para bajar por carretera y acabar el duro y épico recorrido tras más de 2h y media. Es para estar contento.
Por delante doblete del equipo local Puertas Videco y ¿se acuerdan de mi amigo? Sí, el que iba escapao, pues al final tercero en la general y segundo en Master 30. Gran resultado para él.

No hay comentarios: