6/16/2008

Anne Sexton. Poesía de una vida desgarrada


Anne Gray Harvey (Anne Sexton, 1928-1974), nació en Massachusetts en 1928.Tras el nacimiento de su primera hija se sumió en una depresión post-parto que se agudizó con el paso del tiempo con varios intentos de suicidio.
Su médico siquiatra al percibir el interés que mostraba por la poesía le recomendó inscribirse en un taller. Allí desarrolló su técnica y entabló amistades con otros poetas.
En 1974, a pesar de su éxito como escritora –había ganado el Premio Pulitzer de poesía por su libro Live or Die- perdió su batalla contra la enfermedad mental. Después de comer con su mejor amiga, Sexton fue hasta el garage, encendió el motor de su coche y se suicidó con el monóxido de carbono.

He aquí un poema:

La balada de la masturbadora solitaria

Al final del asunto siempre es la muerte.
Ella es mi taller. Ojo resbaladizo,
fuera de la tribu de mí misma mi aliento
te echa en falta. Espanto
a los que están presentes. Estoy saciada.
De noche, sola, me caso con la cama.
Dedo a dedo, ahora es mía.
No está tan lejos. Es mi encuentro.
La taño como a una campana. Me detengo
en la glorieta donde solías montarla.
Me hiciste tuya sobre el edredón floreado.
De noche, sola, me caso con la cama.
Toma, por ejemplo, esta noche, amor mío,
en la que cada pareja mezcla
con un revolcón conjunto, debajo, arriba,
el abundante par en espuma y pluma,
hincándose y empujando, cabeza contra cabeza.
De noche, sola, me caso con la cama.
De esta forma escapo de mi cuerpo,
un milagro molesto, ¿Podría poner
en exhibición el mercado de los sueños?
Me despliego. Crucifico.
Mi pequeña ciruela, la llamabas.
De noche, sola, me caso con la cama.
Entonces llegó mi rival de ojos oscuros.
La dama acuática, irguiéndose en la playa,
un piano en la yema de los dedos, vergüenza
en los labios y una voz de flauta.
Entretanto, yo pasé a ser la escoba usada.
De noche, sola, me caso con la cama.
Ella te agarró como una mujer agarra
un vestido de saldo de un estante
y yo me rompí como se rompen una piedra.
Te devuelvo tus libros y tu caña de pescar.
El periódico de hoy dice que se han casado.
De noche, sola, me caso con la cama.
Muchachos y muchachas son uno esta noche.
Se desabotonan blusas. Se bajan cremalleras.
Se quitan zapatos. Apagan la luz.
Las brillantes criaturas están llenas de mentiras.
Se comen mutuamente. Están más que saciadas.
De noche, sola, me caso con la cama.

7 comentarios:

Inés Toledo dijo...

Dios santo, Sylvia P., Anne Sexton... ignoraba lo de ésta segunda.
Qué vértigo.

Guaje Merucu dijo...

Me recuerda a Fonollosa, a los poemas de NYC. Suarón, ¿No tienes el disco 'Supone Fonollosa' de Albert Pla? Te iba a gustar, jeje

Suarón dijo...

Saludos a ambos. Buscaré a ver si lo pesco...

Guaje Merucu dijo...

Te lo puedo grabar, hombre

Suarón dijo...

vale

evamaring dijo...

ooooh- con los ojos muy abiertos- qué descubrimiento.Te arranco este poema y me lo guardo.mil gracias por la ventana.

Suarón dijo...

De nada.Saludos