4/08/2009

De Trainspotting


"Me lo he justificado a mí mismo de todas las maneras: Que no era para tanto, sólo una pequeña traición, o que nuestras vidas habían ido por caminos cada vez mas distintos, ese tipo de cosas.

Pero afrontémoslo, le di el palo a mis supuestos colegas. A mí, Bergbie me importaba una mierda, y Sick Boy, el me habría hecho lo mismo a mi si se le hubiese ocurrido primero, y Spud, bueno, vale, lo sentí por Spud, el nunca le hizo daño a nadie.

Entonces, ¿por qué lo hice?.

Podría ofreceros un millón de respuestas, todas falsas. Lo cierto es que soy una mala persona, pero eso va a cambiar, yo voy a cambiar, es la última vez que hago algo así, ahora voy a reformarme y dejar esto atrás, ir por el buen camino y elegir la vida. Estoy deseándolo...

...voy a ser igual que vosotros.

El trabajo, la familia, el televisor grande que te cagas, la lavadora, el coche, el equipo de compact disc y el abrelatas eléctrico, buena salud, colesterol bajo, seguro dental, hipoteca, piso piloto, ropa deportiva, traje de marca, bricolaje, tele-concursos, comida basura, niños, paseos por el parque, jornada de nueve a cinco, jugar bien al golf, lavar el coche, jerseys elegantes, Navidades en familia, planes de pensiones, desgravación fiscal, ir tirando, mirando hacia adelante, hasta el día en que la palmes..."

Trainspotting

2 comentarios:

gorki75 dijo...

la peli y la novela de la generación... x
¡qué grande ye Irvine Welsh! igual de grande D.Boyle, al menos aquí...

Suarón dijo...

Si. Se te nota vitalista jejej