1/22/2009

Crisis

La crisis o su crisis. Manuel Antonio no podía más, por fin sabía lo que era tener el agua al cuello. Su mujer en casa y a él le habían recortado el contrato para trabajar sólo media jornada. Es lo que hay-le dijo el dueño- en vez de echar a cuatro de vosotros prefiero manteneros así en plantilla hasta que las cosas mejoren, claro que te puedes ir si quieres.

Los pagos no perdonan. Y los niños no entienden de crisis.

Tenía que tomar una solución drástica. Se cortaría el dedo en el taller, como hizo Pepe en Armarios García. La baja y la indemnización de la Seguridad Social le podrían salvar. El meñique no se utiliza mucho ¿no?.
Se acercó a la troqueladora. Los gritos y la escena cortaron las almas.

David Suárez, Suarón.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué casualidad, hoy me han contado que por un pie (estaba cojo el tipo, pero andaba...) que le jodió una méquina en el trabajo por no llevar botas de seguridad un tipo lleva ganados 200.000 euros, sin contar con que, orgulloso, me decia que ganaba más del doble por invalided que el resto de los mortales... joder... joder... va a ser cosa de pensárselo... total, para qué tantos dedos.. y con un pie... más que de sobra, je, je..

Suarón dijo...

Vaya. Esa si que ye gorda