1/23/2009

Tracey Emin, la niña terrible del arte británico.

Esta obra se titula My Bed, es la obra más conocida de Tracey. Se trata de su cama rodeada de compresas, condones, lubricante, bragas sucias, kleenex,dos botellas de vodka y una de zumo..y manchas de semen y de pis. Encima del lecho, un letrero luminoso que pone «Cada parte de mí está sangrando». Según el crítico de arte Wilson "My Bed" se inscribe en la tradición histórica de Gustave Courbet y de los impresionistas. «Esta obra corresponde a un momento en que la artista estaba enferma y deprimida. Es una meditación sobre el hecho de pasar mucho tiempo en la cama. Hay una inocencia subyacente y una gran sinceridad que nos recuerda cuestiones fundamentales».Logró escandalizar a la inescandalizable crítica.

En esta otra se introduce monedas y billetes por el coño.

La semana que viene subiré una obra mía aún mas fuerte en la línea de Tracy.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto no es arte. La primera imagen es una guarrada. Y la segunda una obscenidad. Pero si os gusta... ya se sabe, sobre gustos no hay nada escrito.

silvia dijo...

Que va a ser arte esto, lo que es es una auténtica mierda. Lo que da rabia es que se dé publicidad a esta gente, en concreto a esta tipa, cuando hay gente que verdaderamente se lo trabaja y presenta cosas guapísimas. Ya le dije a David que esto no lo pusiera en su blog (donde hay confianza....), pero claro tiene su libertad para poner lo que quiera, pero vaya caquita, y nunca mejor dicho. Lo dejo ya que me cabreo y no quiero, je je!