8/10/2007

A dos románticos...


Luchote y Alfonsex dos caballeros Jedi de las muyeres.
Siempre con su agenda a cuestas llena de vidas e historias que escribir.
El desengaño escondido en las esquinas, pidiendo unas monedillas de fracaso, les sigue en sus batallas.
Los continentes bajo sus poyas, culturas mezcladas que demuestran que se folla más o menos igual en cualquier parte del planeta. En la Cuenca, en Cangues, en Madrid, en Palestina ¿qué hora son en el Japón?
Como en una novela o en otra película de James Bond, la japonesa que viene a Madrid a quedar con alfonsex para pasar unas semanas y éste se larga en la primera noche después de echar unos polvos.

O el Luchote que utiliza el mismo condón pa follar ocho veces en la misma tacada. Papito, papito, dámela suavesito.
Caubois de media noche ¿quién es el tal Pedro Juan Gutiérrez?
Espadones o espadachines, qué importa el tamaño cuando se tiene un corazón tan grande en el que caben todas.
Ni la Pedurcia ni la Vidi ni la Toñi, ni si quiera la Eva o aquella que te hacía pagar todas las consumiciones y te preguntaba por el coche que tenías te pararán en tu ímpetu caballero mi querido padower le dice Alfonsex a su discipulo Luchote que tu ya sufriste demasiados desengaños y tienes la patata como una alparagata.

Viva el vinote malo y el calimocho ¡Qué se puede parar el tiempo!

No hay comentarios: