12/11/2010

"Vicisitudes de una película" por Carlos Álvarez Cabrero


                       Un momento de "El enigma del ático izquierda"


"Gracias a mi obstinación y a mis generosos actores, en el 2007 conseguí finalizar mi película «El enigma del ático izquierda».
Después de la odisea que fue la realización de este videofilm comenzó una nueva odisea, esta vez un tanto más siniestra, la de su promoción.
Lo primero que se intentó fue enviarla a festivales de cine, ¡primer batacazo! Parece ser que estos festivales, que se llenan la boca con lo de «cine independiente», solo admiten películas subvencionadas (y formatos profesionales, pues son muy sibaritas ellos). En el festival de Gijón me dijeron, más o menos, que no había por dónde cogerla, que yo no sabía poner un plano detrás de otro... lindezas de ese tipo.
Después de lo de los festivales se intentó con la TPA. No conseguía ni pasar del mostrador de recepción. Me atendió una moza cuya posible tarea quizás sea la de dar largas a la gente y me dijo que me llamarían en cuanto viesen la película y decidieran. Por supuesto, nadie llamó jamás. ¿Pero no fue creada esta televisión que pagamos todos para promocionar al sector audiovisual asturiano?
Mi película no ha recibido ninguna subvención, ha sido realizada con mi esfuerzo y mi dinero, porque parece ser que aquí solo hay dinero (¡y mucho!) para los «grandes directores» nacionales o internacionales que vienen aquí a ordeñarnos.
Yo no pido ningún dinero, solo que se emita mi película, probablemente la única asturiana, pues el resto no deja de ser gente que viene de Madrid a grabar aquí.
Tampoco creo que mi película sea tan mala que espante a los televidentes, pues recientemente le han dado un premio en USA (Best Directorial Debut of a Foreing Feature Film at The New York International Independent Film and Video Festival, 2010 Spring LA Awards).
Así que no creo que sea para tanto".
José Carlos Álvarez Cabrero, Oviedo .(Artículo publicado en La Nueva España)

4 comentarios:

Sergio dijo...

Hay que joderse en provincias. Luego traen actores y actrices con un acento forzado que asustan y todo y a colgarse medallas. Y a mamársela a budi alen.

Suarón dijo...

En la TPA los programas los hace una productora, es una cadena privada encubierta pagada por todos. En vez de apoyar lo de aquí lo traen de Madrid. Y el Festival de Cine de Gijón es una dictadura.

El Brujo dijo...

Una verguenza...

buzonbasura dijo...

......que bueno el luis.....jejeje......