12/04/2008

Consejos

La vida se abrió paso a pesar de las abuelas y los antiguos botes de galletas. Hoy nos invaden con ácidos omega 3 y con potinges vitaminados. La misma cantinela resuena en los vados del atardecer. Me acuerdo cuando tomaba una tostada de foi-grass, un plátano y un yogurt viendo Barrio Sésamo. Esperando por Coco. Viajando en el autobús hacia la angustia, a encontrame con con otro cuerpo que me suplantó. Olvidando las antenas.
Suarón

5 comentarios:

Anónimo dijo...

tralaralará

Anónimo dijo...

Tralaralara?... veteatomarporculo... tonto los cojones. Por qué no escribes a tu abuela, madre o aledaños y dejas de poner aqui estupideces?
Me encanta lo de "dadles", ahora la gente dice, y escribe, "darles"... país.

Anónimo dijo...

tralará lará, ven a fragelrock,
soy un andergraun, tralará lará

Anónimo dijo...

había una vez un barquito chiquitito,...

Anónimo dijo...

bieeen pagaaaaaaaaaà
me llamaaaaan la bien pagaaaaaaa'a
...