12/14/2007

La historia de Juan Castillo. Los chichos.

Era una noche de pena y de llanto
puesto que todo condujo a un fracaso
iban dos primos y dos hermanos
iban a chorar y los delataron

esta es la historia de Juan castillo
con el chivato que fue a pucabar
de un bucharno le quitaron la vida
y así los cuatro pudieron najar

na na nana nanana na na na na
na na nana nanana na na na na
na na nana nana na nanana na nanana
na na nana nanana na na na na

pero a uno de ellos le chitaron basti
me han ostilao vosotros najar ya
pero con lagrimas en los ojos
sólo me veo y sin caridad

tú fuiste el que lo mataste
sí! y ya no puedo negarme
lo maté en aquel momento
al no poder controlarme

na na nana nanana na na na na
na na nana nanana na na na na
na na nana nana na nanana na nanana
na na nana nanana na na na na

ahora me encuentro metido entre rejas
y con mis niños solos en la calle
virgen bendita de la Macarena
apiádate de ellos que no son culpables

en un momento de locura
perdí la noción del tiempo
madrecita de mi vida
yo con 30 años encima
aquí quedará mi cuerpo.

na na nana nanana na na na na
na na nana nanana na na na na
na na nana nana na nanana na nanana
na na nana nanana na na na na

3 comentarios:

CHELA dijo...

Esti blog ta convirtiendose en un reflexu de pasiones comunes...

Agora que David Bisbal fae una versión de Mami de Los Chichos David suárez fae una de Juan Castillo, Grande.

Ensin duda, una de les meyores canciones de estos genios de tos los tiempos...Probe Juan que lo han tricionao, ay mala sombra les entre!!

CHELA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Castillo dijo...

Pos claro, que si aalma...
porque los Chichos cantaban asina a la realidá de los actos humanos de las personas.

Espero que no haiga ironía en lo que decis payos.Primero que no sea burla el ponerle la canción y de verda tengase ese sentimiento de almiración.
Y segundo que las palabras del pelosapo ese que fuma güiston y lo prende con dinerol sean honestas, porque si nol..... vamos yo y mis primos y sus quemamos el bló, pero primero sus rajamos que sabemos ande estais. Fmdo. Juan Castillo