2/13/2014

Martínez Camino y la Iglesia inquisidora.


Monseñor Martínez Camino ha subrayado que esa pena de excomunión "es para todos aquellos que colaboran en un aborto que realmente se realiza --no cuando se piensa, ha precisado--, no para la madre, para todos, puede ser el marido o el compañero que la obliga o los técnicos que lo realizan y sin su colaboración no se haría".

Preguntado por los casos que afectan a víctimas de violación, ha destacado que "cuando una mujer ha sido objeto de un crimen tremendo, hay que apoyarla y hay que ayudarla todo lo que se pueda, pero ser objeto de una injusticia no justifica cometer otra".

 Al respecto, mantiene que "una mujer que ha sido violada y ha sido objeto de una injusticia sangrante y gravísima, a la larga, no se va a sentir mejor cometiendo ella otra injusticia". "Hay que ayudarla justamente para que supere el trauma, para que supere la violencia y para que no cometa ella otra violencia", ha agregado.(EFE)

No hay comentarios: