8/28/2008

Oda al Huevo Kinder. Un poema de Íñigo Botas


Casisonettino al Huevo Kinder

¡Oh huevo! Que de forma generosa
la yema, al niño das, de tu sorpresa,
como es tu clara, oscura, prieta, espesa
tu cáscara brillante y tan hermosa !!!
Eres un huevo alegre y atrevido.
Eres un huevo dulce y alabado.
Huevo eres tú, que apenas consumido,
engendra un nuevo huevo, que he adquirido
en el pequeño kiosco de aquí al lado
donde una dulce anciana imaginada,
entre otras chucherías me ha vendido,
mientras yo te sentía y empollaba.
(Sobre, bajo una idea de Manuel Funes) Marzo 99, Íñigo Botas.
Sin duda un gran creador que encierra muchas sorpresas dentro.

3 comentarios:

Edurne dijo...

Mis hijas han comido muchos huevos kinder. A la hora de montar los jueguetitos de las narices que llevan dentro, yo siempre me acordaba muy educadamente de la madre que los parió. Hace falta estudiar ingeniería superior con doctorado inclusive para montarlos, las piezas son demasiado pequeñas y se caen continuamente de las manos, por supuesto no encajan ni de coña, las instrucciones parecen escritas por un alcohólico en pleno síndrome de abstinencia y, para colmo, el niño no deja de gritar a tu lado pidiendo su juguete y manchándote la ropa del dichoso chocolate que lleva derretido en las manos y por todas las partes de su cuerpo. ¡OHHHH, sí!, me acordaré siempre de la gallina que parió a los huevos Kinder de los huevos. ¡Qué tierno!

Un beso.

Anónimo dijo...

Manuel de Funes El Memorioso es el creador de la popular expresión "Me tienes hasta los Kinder"

HUEVECILO BOTAS DE LAS YEMAS

Suarón dijo...

Buena aclaración "DE LAS YEMAS".

La visión de Edurne sí que es para odiar el Kinder. Yo me quedo con los buenos-huevos recuerdos de la infancia.Pero no todos los niños-as del mundo pueden disfrutarlos. Es un lujo pijo y occidental jeje