8/20/2008

Accidente aéreo en Madrid

"¡Oh infelices mortales ! ¡ Oh tierra deplorable!
¡Oh espantoso conjunto de todos los mortales!,
¡De inútiles dolores la eterna conversación!
Filósofos engañados que gritan: "Todo está bien".
Vengan y contemplen estas ruinas espantosas,
esos restos, esos despojos, esas cenizas desdichadas,
esas mujeres, esos niños, uno sobre otro, apilados,
debajo de esos mármoles rotos, esos miembros diseminados;
cien mil desventurados que la tierra traga.
Ensangrentados, desgarrados, y todavía palpitantes,
enterrados bajo sus techos, sin ayuda, terminan
en el horror de los tormentos sus lamentosos días.
Frente a los gritos, a medio formar, de sus voces moribundas
y frente al espantoso espectáculo de sus humeantes cenizas
¿dirán ustedes: "Es el efecto de las eternas leyes
que, de un Dios libre y bueno, necesitan la decisión?
¿Dirán ustedes, al ver ese montón de víctimas:
"Se ha vengado Dios; su muerte paga sus crímenes?"
¿Qué crimen, qué culpa cometieron esos niños,
Sobre el seno materno aplastados y sangrientos ?"

Voltaire 1756

8 comentarios:

Edurne dijo...

Muy buen texto elegido para este desgraciado accidente de Barajas y para cualquier guerra, catástrofe natural o maldición divina. Dios juega con nosotros como en una partida de ajedrez, es cruel, sádico y sin escrúpulos; y lo peor de todo es que el hombre está hecho a su imagen y semejanza. Va siendo hora de derrocar a Dios y hundirlo en el olvido.
Un beso.

Anónimo dijo...

No metas, Edurne, a Dios en esto. La única respuesta a las desgracias está en nosotros mismos.

Suarón dijo...

El hombre debe madurar y emanciparse de Dios, Alá, Confucio o Pepito Grillo y hundir a todas sus deidades en el olvido.
El poema de Voltaire está incompleto lo escribió inspirado en el devastador terremoto de Lisboa en 1755. Este terremoto influyó en el pensamiento provocando una corriente laica.

Anónimo dijo...

Vaya vaya con el anónimo este, que cree que la culpa de que se jodan tantas vidas en un avión la tenemos nosotros... la tendrás tú, tontoelhaba. Por otra parte, da igual que Dios exista o no. Pero si existiera, podría ser menos cabrón, digo yo...

Edurne dijo...

Anónimo número uno, para mí Dios no existe, y digo para mí ¿eh? y supongo que puedo decirlo sin que me quemen en la hoguera. Pero si existiera sería bastante capullo y sádico a la vez que prepotente. Por lo demás, hay desgracias, accidentes, catástrofes... unos provocados por el hombre, ser cruel por naturaleza (bueno, yo no, jejeje) y otros fruto del destino o lo que sea. La vida es así.
Un beso

silvia dijo...

Hola a todos, anónimos o no. Yo lo que pienso sobre esta desgracia es que nos tiene que valer a todos para reflexionar sobre lo que estamos haciendo nosotros mismos en nuestra vida, de valorar lo que tenemos y a quienes nos rodean todos los días.Es muy típico decir esto, pero es que es la puñetera verdad. A mi cuando ocurren estas cosas, me dan ganas de dar un abrazo muy fuerte a la gente que de verdad, sean familia o no, sientes como tuya, porque a lo peor mañana lunes o el martes, o quizás el fin de semana que viene, ya no estén, y realmente, los quieres a todos y nunca se lo decimos. Joder, ¡es que hay familias enteras muertas!
En fin, pensemos más y discutamos menos. Un saludo a todos.

Suarón dijo...

Dios no existe, lo inventaron los hombres pero vaya como me gusta decir:
"Me cago en Dios y la puta Virgen"

Anónimo dijo...

DIOS SÍ EXISTE, LOS QUE NO EXISTIMOS SOMOS NOSOTROS.
(SOBRE TODO LOS QUE IBAN EN EL AVIÓN)
in memoriam.