1/14/2008

Homenaje póstumo a Ángel González

Hace unos cuantos años reconozco que me presenté al premio Ángel González de poesía sin saber quién era "el tipo esi". Mi poemario titulado "5445 letras dispuestas aleatoriamente" por supuesto no fue premiado. El galardón se lo llevó "Cánticos desde mi torre" o algo así. Descubrí quien era una vez estando en la terraza del Campa bebiendo birras. Pasaba por allí, iba hacia la Cosejería de Cultura en la Plaza del Sol.
-Ah así que ye esi.
Valga pues este homenaje póstumo y mis disculpas por mi ignorancia aunque nunca es tarde si la dicha es buena:

No el dolor verdadero que enmudece
si no esa sutil forma de tristeza
que no es apenas nada
más que la ausencia de dicha.
Ángel González.Prosemas o menos.Ed Hiperión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo también me presenté con un poemario que fue destruido,pregunté si había sido quemado y me dijeron que triturado


ioñigo triturado y quemado botas

Suarón dijo...

Hombre Botas, saludos de nuevo.Todo ese arte y talento transformado en un imposible rompecabezas. El mío si lo hubiesen quemado sería todo un honor