11/22/2007

Las 0nce mil vergas de Apollinaire:un libro tan fuerte como un chupito de alcohol de quemar


Hace unos años por la noche entré en una desaparecida chupitería de la calle Mon y le grité al camarero: ¡Dame el chupito más fuerte que haiga, como pa tumbar a un caballo! Ante el desafío sacó una escondida botella de una especie de licor de alcohol de quemar con una graduación no permitida de 80º. Lo tomé de un golpe y me cortó la respiración, luego me provocó tos, quemazón en el estómago y ganas de devolver pero afortunadamente me repuse.

Pues así es el librito "Las once mil vergas" de Apollinaire que en Spain ta editao por la editorial Valdemar.En el aparecen escenas bestiales de sexo, pederastia, sadismo, necrofilia, crímenes...Fue publicado entre 1906 y 1907, con destino a un círculo muy restringido y del que pronto todos los salones mundanos y literaios de Paris hablaron en voz baja.


"Luego enculó al niñito, que ya debía conocer esta manera de civilizar Manchuria, porque agitaba de forma experimentada su cuerpecito de efebo celeste.
El general decía:
-Goza mucho, Haydinito mío, que también yo voy a gozar.
Y su cipote salía casi del todo del cuerpo del niño chino, para penetrarlo de nuevo enseguida. Cuando ya estaba gozando, cogió el sable y, con los dientes apretados, sin dejar de menear el culo, cortó la cabeza del chinito cuyos últimos espasmos le procuraron un gran placer mientras la sangre brotaba de su cuello como el agua de una fuente.
Descabalgó enseguida el general y se secó la cola con el pañuelo.También limpió el sable y, tras recoger la cabeza del pequeño decapitado, se la ofreció a Mony que..."

2 comentarios:

Ana Vega dijo...

Puf, demasiado heavy pa mi este libro!!!! Mi ser mu sensible, confiesooooooo
Quedas fichao en mi blog
Abrazo grande

Anónimo dijo...

Auténticamente repulsivo...