4/10/2007

4.2.Despachando.

-Un buen wisky, sí señor. La verdad es que hay una gran diferencia entre estos wiskys de selección y los que te venden por ahí en los bares-dije.
-Home chatín no tien nada que ver. No me compares un mihura con una vaca gordona.
-Ya, claro y usted se los torea a todos.
-A capa y espada.Mírame.
Derrepente se levantó y en una actitud ridícula se puso a hacer pases de toreo con la chaqueta.
-Mira que arte, ni el mismísimo Enrique Ponce.¿Puedes hacerme de toro por favor?
-Bu, bueno-contesté más sorprendido si cabe.
Me levanté para complacer al oftalmólogo y adopté un pose taurino.
-A ver, seguro que jugaste a ello de pequeño, ya sabes, pero sin puñar ehhh???
Cogí carrerilla y acometí varias embestidas y el espontáneo me obsequió con patéticas cabriolas sacadas del mejor de los ruedos de bodas y verbenas.
-Ahora la suerte de espadas. Y cogió un paraguas que reposaba tranquilo en un paragüero color dorado proponiéndose acabar con la faena.
-He, toro, He.No tengas miedo.
-Muuuuu.-exclamé para seguir con aquella extravagante farsa y me dirigí hacia él.
-¡AYYYYYYYAUUU! Me retorcí del dolor tirado en medio del despacho.El muy hijo puta me había clavado el paraguas con todas sus fuerzas en la espalda.Creí que me había dejado paralítico.
-¡Oh, no ,lo siento majín, perdona!
Me levantó el jarsey y vio la sangrante herida mientras el dolor no cesaba.
-Ay, Dios qué hiciste joder?!!!
-No te preocupes que no ye nada.
Se acercó al teléfono y llamó a la enfermera de la clínica. Me llevaron en camilla a una sala y me proporcionaron las curas necesarias dándome además una caja de antiinflamatorios y otra de calmantes.
-No es nada importante, sólo es el golpe. Te tomas esto después de cada comida durante 8 días y como nuevo-me dijo la enfermera.
-Perdona, toma este cheque de 1000euros por las molestias. Sé que ahora estarás un poco aturdido, le voy a decir a Marigé que te prepare un habitación para descansar un rato.
Me acompañaron a una lujosa suite, accedí víctima del dolor y los calmantes. Me acosté de lado y me fui quedando dormido...

No hay comentarios: