10/16/2015

Epitafio para un presidente

NI A MIRRA Y ÁMBAR, SINO A HEDOR DE INFIERNO
PEZ MUERTA, PUS, PIS SECO DE LETRINA,
HIEDAS EN LA TUMBA DONDE SE AMOTINA,
GUSANO FUNERAL, GUSANO ETERNO.

NO ERES UN HOMBRE, ERES UN JEFE DE GOBIERNO,
UNA LEGA, UNA CANCA, UNA GALLINA,
TÍMIDA ENCARNACIÓN LUCIFERINA
DE UN CANGRENANTE CARETO DE MOCO TIERNO.

YAZCA ELTONTO, REPITO, EL PRESIDENTE,
AQUEL QUE EN VIDA SÓLO FUE CATETO,
RISA DEL HAMBRE DE LA POBRE GENTE.

CON ORÍN EN TU MÁRMOL FIRMES
ESTE EPITAFIO NOBLE Y DE RESPETO:
“FUE TONTO EN OVIEDO, EN ALCALÁ, EN ZAMORA Y EN BERLÍN”.

Ligera adaptación del poema "Epitafio a un presidente" de Rafael Alberti.

No hay comentarios: