8/14/2010

Bar. Lauren García


La barra de un bar tiene mi apoyo
para colapsar el día y cerciorarme
de que la ciudad se detiene entre cuatro paredes.
Las conversaciones arbitrarias,
la seriedad fingida,
el deseo de ser compasivo con uno mismo,
las miradas equivocadas que lastiman,
las buenas tardes de desgana.
Yo me sujeto e ella como se contiene
una lágrima perpleja que te convida a seguir.
Fuera dicen que está la muerte.

De Versos como sangre hirviendo (Verbum 2005). Lauren García

2 comentarios:

Martes dijo...

me encanto!!! abrazos desde los bardos

Suarón dijo...

Me alegra. Un abrazo caótico.