5/22/2009

Era Posible. Es posible:Volveremos!!!


El domingo la historia empezará a dar un vuelco, será el comienzo del regreso. Para recordar aquel fatídico día pongo un artículo, hecho poema, que fue publicado por La Voz el 21 de Junio de 2001 tras el trágico descenso del R.Oviedo a 2ª(Y lo que vendría después)

Mucha gente de la calle, gente corriente, no pseudointelectualoides que presumen su palmito literario por ahí, lo leyó y me felicitó por el texto.

ERA POSIBLE

La heroica ciudad dormía la siesta.
El partido no empezaba hasta las nueve
y había tiempo para soñar, era posible.
13 años en 1ª no tendrían que significar mala suerte.
La superstición no existe, el destino hay que trabajarlo,
hay que sudar y luchar en el campo hasta la extenuación.

Era posible,
con ese convencimiento me dirigí al bar
que como antes vuelve a ser el estadio de los pobres
(atraso o progreso, según se mire),
sin olvidarme de mi bufanda
y de la camiseta que llevaba en el 98,
en aquel partido de promoción contra el Las Palmas.
Oye, no sé, por si acaso.

Y allí estaban todos,
jóvenes y mayores, hombres y mujeres
unidos por una causa común,
llenos de ilusión y acompañados de sus cervezas,
sus copas de coñac o sus mostos.
“¡Julio saca más sillas
y dale a la C de comprar que no falta nada!” .

El juego dio comienzo, gladiadores a la arena.
Hasta parecía que el árbitro
no iba a tener en cuenta la clasificación
al anular el primer susto del equipo local.
Pero ocurrió, como una espesa pesadilla de Domingo,
apareció el rotundo puñetazo de la injusticia:
penalti, expulsión, gol del Mallorca, gol del Osasuna.
“Ya se sabía, con esos no se podía contar”,
la primera se nos iba por el Túnel del Negrón.

¿Aún era posible?
“GOOOOL”
todos nos abrazamos como si lo fuera,
como grandes hermanos,
(gracias Oli, eres un tío de primera).
Pero una bala perdida,
un Ibagaza directo hacia los corazones.
“¡Una patada, UNA MALDITA PATADA!”
(como si el fútbol fuera sólo eso)
truncó definitivamente todos nuestros
resquicios de esperanza.
El gol de ese genio de Iván Ania
que parece que nunca va a acabar de salir de la botella
no sirvió más que para rompernos la cabeza
con cálculos imposibles.

Ya estabamos allí, puntilla incluida.
Oye, el infierno no es tan malo,
Atl. Madrid, Sporting, Salamanca, Racing...
No lloré, fui fuerte,
una persona en el paro
está acostumbrada
a sobreponerse a las adversidades.

Me fui a casa pensando que en tiempos de Clarín,
sin fútbol, se escribían novelas de mil páginas
y que quizás la gente no gritase tanto.
En fin, ¡adiós Cordera! y volver, volver, volver...

David Suárez, Suarón.Alcantarillas.

No hay comentarios: