3/02/2009

Ya a la venta el nº2 del fanzine Letra y Puñal. Por un puto euro.



Son 50 páginas intensas, impresas en un papel de una calidad alucinante con una portada de lujo. Dispuesto a poner los puntos sobre las íes con puñaladas literarias si hace falta contó con nuevos colaboadores-as que aportan diferentes visiones y estilos para dar un resultado final más que interesante. Así aparecen textos y poemas de Ana Vega, Ada Menéndez, Alejandra Sirvent, Susana del LLano, Laura Manzano, Cristina Riveros, Diego Álvarez, Hernesto Colsa, David Fueyo, Rubén Rodríguez, David Suárez, Santiago Bertault, José Havel, Dani Tritón, Francisco Vidal, Manolo D. Abad, Aníbal del Valle Uría y Carlos Cabrero.
Está a la venta en diversos bares de Oviedo( El zielo, El Olivar, La Deva, El Gato, La Bola de Cristal, El Clandestino, La Caja Negra...).Joder por un euro merez la pena colaborar con esta iniciativa costeada por los colaboradores. ¡Qué val menos que un periódicu!
Pongo un relato mío que aparez en el fanzine escritu para la ocasión.

DO (FORMA DE VIDA)

Por la tarde, a la caída del sol, en los jardines del monasterio de Soojiji Soan las flores de loto y los nenúfares empezaban a cubrirse con un fino velo negro. Hokishu el gran maestro del haiku esperaba a sus discípulos ataviado con un yukata, sentado en el centro del tatami meditando en la ceremonia del té.
Los discípulos llegaron deseosos de mostrar sus nuevas composiciones y aguardaron en la entrada a la estancia a que Hokishu terminara su celebración.
-Pasad, pasad mis queridos susurros. Sentaros, interioricemos un rato nuestros pensamientos.
Los estudiantes tras hacer las reverencias se acomodaron frente al maestro en posición zen.
-Sentid como fluye vuestra sabiduría.
Concluida la meditación Hokishu se levantó:
-Dime Rikuto ¿qué has escrito?
-Noche de luna.
Subiéndose a una piedra,
croa la rana.
-¿Y tú Ryo?
-¿Una flor caída
volviendo a la rama?
Era una mariposa.
-Finalmente Ayumu, muestra lo que has escrito.
-Mi pecho se derrumba.
Un caballo borracho
en la taberna.
La cara de los otros discípulos se llenó de asombro y miedo. Hokishu permaneció inalterable y rígido por unos instantes hasta que pronunció:
-Rikuto, Ryo, no quiero volver a veros más, vuestra presencia en este monasterio será considerada una ofensa.
Con un gesto aún más asombrado e incrédulo uno de ellos respondió:
-Pero maestro, si hemos seguido fielmente tus sabios consejos, nuestros haikus son casi tan espléndidos e iguales a los tuyos.
El maestro se atusó la barba en un movimiento rápido y dijo:
-Siguiendo mi camino es a mí a quien hallaréis pero ¿qué fue de vosotros? Os habéis caído por el acantilado en vuestra búsqueda. Id a encontraros. Mi sabiduría hace tiempo que fue escrita y reposa en este monasterio. En cambio tú, Ayumu, mi más terco discípulo hallarás el sauce del camino. Incluso en los más sombríos lugares aparece el crisantemo del haiku.

David Suárez

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dime un bar donde se pueda comprar... o dos... o tres... gracias

Suarón dijo...

Se me olvidó ponelo. Hay ejemplares o los habrá en El zielo, El Olivar, La Deva, El Gato, La Bola de Cristal, El Clandestino, La Caja Negra...entre otros.
Gracies.

Anónimo dijo...

Gracias a ti.