4/26/2016

Restos de tiza



Aún siguen presentes estos restos de tiza con los que hace casi 30 años pinté una línea para jugar al frontón. Están en la pared del edificio donde viven mis padres, como una metáfora de los recuerdos y la brevedad de la vida. 30 años y todavía sigue allí el trazo de la línea.

No hay comentarios: