11/29/2014

Marcas Blancas por J. M. Rodríguez "Lolín".

MARCAS BLANCAS
Se les ve en el Supermercado, miradas tristes, escogiendo el detergente, contando cada céntimo, ella cambia el que tienen en el carro por uno de marca blanca, él la mira con una mezcla de reproche y frustación...

Quien les iba a decir a ellos, él dejó pronto los estudios, alicatando baños ganaba el doble que su padre de Policía, con 20 años saludaba desde su BMW a los amigos que habían decidido seguir estudiando en la Universidad.
Ella pensaba estudiar, siempre quiso ser maestra, pero pronto se quedó embarazada y tuvieron que decidir otro camino; ¿cómo vais a vivir de alquiler? Eso es tirar el dinero, les decía todo el mundo, por casi lo mismo pagas una Hipoteca, y con tu sueldo no teneis problema...les decía su amigo Jaime.
Encontraron un pisito a precio "de mercado", fueron al banco, allí todo fueron facilidades, "aunque no tengais ahorros no pasa nada, hipoteca a 35 años y cómprate un coche también, que con un hijo necesitareis un monovolumen..."


Fué todo muy fácil, muy aséptico, un Notario les leyó a prisa y corriendo el contrato hipotecario, "cláusula suelo", "avalista", "Euribor"...conceptos que pasaron de largo y nadie reparó en ellos, total, si nos va mal vendemos, los pisos siempre suben...


Pasaron dos años, vinieron las humedades, en el piso y en el matrimonio, cada vez había menos trabajo, ya no había baños que alicatar, pero la Hipoteca seguía viniendo, vender el piso era una quimera, en la tele decían que había que pagar la deuda externa y el rescate de los bancos...que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades. Él no entendía nada, habían hecho como todo el mundo, el camino asfaltado que la sociedad marcaba, nadie les había avisado de que ésto podía pasar...y ahora estaban en el supermercado contando los céntimos para intentar que el último mes de su subsidio de desempleo llegase para pagar la Hipoteca y dar de comer a su hijo...


Por ahí se escuchaba algo de un nuevo partido político que hablaba de dar protagonismo a los ciudadanos y quitar privilegios a los ricos y a los bancos...populistas y perroflautas decía su amigo Jaime que eran...demasiado radicales...
(Lolín)

11/20/2014

Adiós a la Duquesa de Alba.

Adiós a la Duquesa de Alba,
de la muerte ni la realeza salva
Para mostrar esa lucidez al hablar
ya solo queda Marichalar.
(Suarón)

11/18/2014

El placer de la lectura.

El fotógrafo y videoartista Clayton Cubitt graba a mujeres leyendo fragmentos literarios mientras, fuera de plano, son excitadas sexualmente con un vibrador. El proyecto, en el que las chicas participan voluntariamente, explora el feminismo, la dualidad mente-cuerpo y el contraste entre cultura y sexualidad

11/14/2014

"Ni reyes ni reinas" .Se despide el fanzine "Letra y Puñal".

No nos resignamos a que la literatura asturiana esté en manos de las mismas personas (llámense suplementos, revistas, gurús literarios, editoriales…). Abogamos por crear siempre espacios alternativos de discusión y creación donde el escritor joven y no tan joven tenga un espacio para expresarse….

Corría el año 2008 y en el bar  Olivar, de la calle oscura de Oviedo, se constituía el llamado: Fanzine alternativo Letra y Puñal, para devolver la literatura a las calles y  como puñal contestatario de los diferentes vaivenes literarios y de los caciques varios de  instituciones públicas de todo pelaje político. Su portada: un dibujo de uno de los pintores y dibujantes  más emblemáticos de la movida ovetense: Carlos Álvarez Cabrero. Su lugar de distribución: la noche y sus bares. Participaron en aquel número un grupo de escritores variopintos de los que alguno de ellos siguen al pie de la trinchera literaria dando mucha guerra…David Suárez “Suarón”, Inés Toledo, Ana Vega, Marta Sáez, Alejandra Sirvent, Susana del Llano, Rubén Rodríguez, Santiago Bertault, Dani “Tritón”, Manolo D. Abad y Aníbal del Valle.

Hoy, creemos que el ciclo se ha acabado para este Fanzine, por diversas razones de índole filosófica y personal. Entendemos, que la importancia reside en los peones literarios, y que su defensa siciliana, para cualquier lector que se precie y para el mundo cultural, es igual de importante que los “supuestos reyes y reinas” del mundo cultural asturiano. Abogamos de forma clara y decidida por una República de las Letras subversiva, transparente y popular…Donde el poeta se implique con las cosas que le suceden a su alrededor. Decían los poetas goliardos “Bajemos a las plazas…”. Nosotros decimos: “Bajemos a  los bares y a sus calles, allí se encuentra la poesía verdadera”.

Queremos dar las gracias a todos los colaboradores que han participado en estos siete números (que como es obvio son imposibles aquí de nombrar) y felicitar a los  camareros y dueños de los bares del casco antiguo de Oviedo por su apoyo sincero a esta iniciativa cultural (Olivar, El Zielo, El Sol y Sombra, Diario Roma, Antigua Estación, Ovetense, Gong, Cechini…). Y, cómo no, también a nuestro dibujante preferido, portada de los siete fanzines publicados: Carlos Álvarez Cabrero.

Entendimos desde el primer momento que esta aventura literaria debería hacerse bajo la más estricta independencia y  humildad, al margen de cualquier subvención institucional,  que la autogestión debería ser una de nuestras sagradas máximas…y que, en definitiva, serían los lectores quienes tendrían la última palabra. El éxito durante  estos últimos seis años ha sido incuestionable, gracias a todos, y a ti, lector anónimo, por hacer que los pequeños milagros existan.

Agotado está un ciclo, nos despedimos hasta la próxima. A  la vuelta de la esquina nos esperan a buen seguro numerosas aventuras literarias… eso sí, los remos, el barco y sus marineros deberán siempre anhelar ser: peones literarios, querer estar  de forma eterna en la defensa siciliana de las cosas, en guardia y en vanguardia ante los reyes y reinas, y ante sus mandarines literarios que nos rodean. Escribe o revienta. Las ideas ni se compran ni se venden, tan sólo se defienden. Y para que un día llegue… la República de las Letras y sus ideas a gobernar en nuestras calles y en nuestras plazas ovetenses.

 Texto escrito por: Aníbal del Valle Uría, Susana del Llano, Rubén Rodríguez, Dani “Tritón” y Santiago Bertault.

11/11/2014

Adiós al diablo.

Es el Diablo pero su nombre, Dieter Senft o simplemente Didi, es el de un auténtico loco de la bicicleta. Un tipo nacido hace algo más de 60 años en la Alemania comunista y que, desde niño, ha hecho de su vida un culto a las dos ruedas y al deporte. Porque antes de ser el Diablo al que vemos cada año, de rojo y con su tridente, antes de darles ánimos desde la cuneta, Didi Senft fue ciclista.

Fue en su juventud y aquello no tuvo mucho recorrido. Pese a no llegar a profesional, buscó seguir ligado al ciclismo y se convirtió en diseñador de bicicletas, un oficio que también acabó llevando a su manera. Porque el Diablo pasó a diseñar bicicletas nada particulares, muchas de ellas en el Libro Guinness de los Récords: la bicicleta más alta del mundo, el mayor tándem del mundo … Cosas así.
¿Cómo acabó este señor convirtiéndose en uno de los iconos del Tour? La verdad es que hay diferentes versiones. Todo apunta a que intentó hacer un homenaje a Claudio Chiapucci, ciclista italiano al que apodan el Diablo. Se ve que le gustó la experiencia y repitió, y al final el personaje acabó devorando a la persona. Si Dieter no podía llegar al Tour (o ya incluso al Giro o la Vuelta), alguien lo llevaba.

Era una época de bonanza económica y al Diablo no le faltaban los patrocinadores para costearle sus viajes a las grandes vueltas, ya que su presencia nunca pasaba desapercibida a las cámaras de televisión. Esos tiempos, sin embargo, parecen haber quedado atrás y debido a esto, y también a los achaques de la edad y unos problemillas de salud, el Diablo dice que lo deja.
Así que trás más de dos décadas animando a los más grandes ciclistas de la cuneta, el Diablo parece que va a colgar el tridente. Ahora para verlo habrá que visitar el museo que tiene en Storkow, un pueblo a las afueras de Berlín, el museo en el que este Diablo expone un centenar de sus excéntricas creaciones, así como los recuerdos de toda una vida dedicada a una pasión, como casi ningún otro se la ha dedicado.
Artículo perteneciente a: http://www.altaspulsaciones.com/cat/ciclismo

11/08/2014

Monagadas y el culebrón



Olga María Henao, una mujer colombiana de 37 años, militante y vocal del PP en Santa Cruz de Tenerife, se ha convertido en el vértice de un triángulo que ha unido las historias del presidente de Extremadura, José Antonio Monago, y la del diputado del PP por Teruel, Carlos Muñoz.

 Esta semana, ambos políticos fueron acusados de haber cargado a las cámaras -Monago, al Senado; y Muñoz, al Congreso- gastos de viajes a Tenerife, no vinculados a trabajo político. Ambos viajaban para visitar a la misma mujer.

 Olga María Henao,  ha aclarado los detalles de una historia en la que se digiere como un culebrón sudamericano. Amor, corrupción y desengaño, la de la gente asqueada de estas ratas que todo lo infectan. 

11/01/2014

John Wayne Gacy o el payasu de Xixón

En la mayoría de los casos la realidad siempre supera la ficción. En la película It (Eso),basada en la novela de Stephen King, un payaso siembra el pánico y llena de muerte un pueblecito del estado de Maine pero no tiene nada que ver con la realidad que, varios años antes de la publicación del libro, golpeó Chicago con John Wayne Gacy, Jr. Conocido también como "Pogo" o "El payaso asesino"  violó y mató a 33 hombres jóvenes entre 1972 y 1978. Veintiséis de sus víctimas fueron enterradas en el semisótano de su propia casa, otras tres en otros lugares de la casa, y otras cuatro fueron lanzadas a un río cercano. Torturaba a sus víctimas de una manera tremendamente despiadada, eran apuñaladas, ahogadas en cloroformo o atormentadas con herramientas antes de ser utilizadas en macabros juegos sexuales.
Lejos de ese horror Gacy era un eficaz hombre de negocios, dedicado plenamente a hacer crecer su empresa de albañilería y decoración, a cuidar de su casa, a amar a su segunda esposa y a cultivar las relaciones sociales. El tiempo libre siempre lo dedicaba a los demás: organizaba las fiestas vecinales más famosas del barrio, se vestía de payaso y amenizaba las tardes de los niños ingresados en el hospital local, por eso se le llamó el payaso asesino. Incluso fue tentado por la política y se presentó como candidato a concejal.

Quizá el payaso que estos días se pasea por la noche en Gijón pertenezca al ayuntamiento, sea un conocido hostelero o un honorable miembro de la Iglesia. Esta inofensiva manifestación de humor americano, aunque su inmediata raíz esté en Francia, quizá sea un germen hacia los asesinos en serie de las películas estadounidenses.Por el momento ya tenemos también un imitador de Batman dispuesto a un enfrentamiento en las redes sociales.